Edificios Inteligentes

lunes, octubre 30, 2006

CAPACITACION EN NUESTRO MEDIO

CAPACITACION EN NUESTRO MEDIO
Es posible que usted como yo, haya asistido a varios cursos, conferencias o seminarios, organizados por fabricantes, distribuidores o integradores de equipos de seguridad electrónica en nuestro medio.
En estos momentos, en donde nos sentimos halagados porque vamos a aprender un poco más, muchas veces sin pagar nada; creemos que nuestros conocimientos se afianzarán considerablemente por lo rápido que sucede todo.

UN VIAJE A LA CAPACITACION
Hace algunos meses tuve la oportunidad de conocer a mi amigo Victor Alarcón al terminar la feria de seguridad electrónica de la ciudad de Bogotá. Mi intención era que ALAS apoyara los cursos que nuestra empresa ha desarrollado cuidadosamente para la región.
Sin embargo las cosas no salen tan exactas como usted las planifica… en pocos días y después de algunas conversaciones telefónicas ya estaba firmando un contrato para responsabilizarme por el curso de Circuito Cerrado de Televisión de la asociación a nivel latinoamericano.
Para mi era un salto importante, porque hasta la fecha mis esporádicas salidas al exterior de Colombia eran solo con el fin de descansar, conocer y por supuesto gastar el poco dinero que tenía. Nunca había salido fuera del país con menos plata de la que regresaba… era algo excelente para mi.
Comencé en ciudad de Panamá, sin embargo aunque no era la primera vez que dictaba mi curso de CCTV, estaba un poco nervioso y ansiosos por la forma como iban a recibir los conocimientos.
El viaje aéreo, los taxis, el uso de monedas extranjeras, el hotel, cansancio de no hacer nada, en fin… todo parecía diferente y aunque tampoco era la primera vez que vivía estas situaciones, era la primera vez que las combinaba con un objetivo firme en mi cabeza, el de enseñar.
En esta ocasión, el curso se desarrolló de manera natural, los equipos que nuestros anfitriones habían conseguido fueron excelentes y la hospitalidad de Ivan y su familia me hizo sentir muy confortable.
Los asistentes estaban entusiasmados, sentía que los conocimientos impartidos se habían transmitido correctamente y ellos también sabían que les había servido asistir al curso.
Normalmente hacemos un examen escrito de certificación al finalizar el curso, y una evaluación del instructor y de la organización del evento. En esta ocasión recuerdo que los comentarios fueron positivos y lo único que recomendaban era programar el curso para más horas.
A partir de esa época (marzo de 2005) y hasta la fecha no hemos descansado de realizar cursos en los diferentes países de nuestro continente. Hemos hecho en diez meses el doble de los cursos programados y en las ultimas reuniones para programar los cursos del año siguiente es posible que se cuadrupliquen.
La verdad el orden de prioridades en mis actividades ha cambiado, antes los cursos los hacía cuando tenia tiempo en el trabajo, ahora trabajos en mis labores de consultor cuando los cursos me dejan tiempo.
La experiencia ha sido estupenda… he descubierto que me agrada muchísimo y que al hacerlo con gusto, transmito las ideas de forma clara y precisa.
Los mas interesante es que cada día aprendo más. Me da pánico pensar que mis asistentes me hagan una pregunta y no sepa siquiera de que me están hablando… asi qué ahora vivo investigando todo sobre el tema y un poco más alla. Sin embargo siento que aprendo cada día más con los propios asistentes, son enormes las cantidades de anécdotas, casos reales y soluciones que se viven en nuestras naciones y eso enriquece mucho.
Desde hace algún tiempo estamos buscando profesionales que tengan experiencia en el tema y les guste la parte docente, para convertirlos en instructores de ALAS en los diferentes temas de seguridad electrónica. Si usted, amigo lector, cree que cumple con estas condiciones y está dispuesto a compartir un poco de su experiencia con los demás, por favor comuníquese con la oficina de ALAS más cercana a su sitio de trabajo, de seguro podrá ser parte de esta maravillosa experiencia.

APRENDER A APRENDER
Es importante hacer notar que nuestros cursos son ACADEMICOS y no comerciales. Cuál es la diferencia? Lo primero que se ve es que nuestros cursos tienen un costo. Los comerciales en su gran mayoría no. El asunto es que los cursos de capacitación que organizan fabricantes, distribuidores o integradores de seguridad electrónica en nuestro medio tienen un fin especial: incrementar las ventas de las marcas que representan. Por supuesto una de las formas de subir las ventas es mostrando los nuevos productos y enseñando a los potenciales compradores sus beneficios… pero la información que se da en estos cursos está sesgada a las características de los productos de la marca representada o patrocinadora. Es obvio que nadie en estas sesiones va a hablar de las maravillas de la empresa competencia ni de las deficiencias de sus propios productos. Debemos entenderlo, sería absurdo e ilógico que no fuera así. Sin embargo es importante conocer que podemos sacar mucho provecho de estas conferencias al complementarlas con un conocimiento académico y profesional que nos ofrecen empresas como ALAS.
Es algo así como pretender ser ingenieros mecánicos asistiendo únicamente a 2 seminarios de Toyota… y que pasa entonces cuando debamos trabajar con un Fiat? En nuestro medio hay gente (ingenieros, técnicos, vendedores, asesores y directivos) que pretende sabérselas todas, porque asistieron a un cursillo de medio día, con almuerzo incluido; o peor aun se ufanan de haber asistido a un entrenamiento directo de fábrica en donde gastaron US$5000 y aun no han desempacado los manuales que les dieron.
No pretendo decir que los entrenamientos de las fábricas y distribuidores son malos, creo que son un excelente complemento para mantenernos actualizados; sin embargo pretender ser profesionales de esta forma no es el mejor camino. Hay que aprender verdaderamente y ser humildes en ese sentido…. siempre habrá algo nuevo que aprender…
Recuerdo el caso de un ingeniero jefe de un grupo de tecnología, que se ofendió porque sus superiores, le obligaron a hacer el curso de CCTV básico, para obtener la certificación que ALAS entrega. Sorpresivamente el ingeniero perdió el examen y tuvo que repetir el curso. Afortunadamente este ingeniero aprendió la lección y doy fe que hoy, es un mejor profesional.
En nuestro medio no existen universidades que se interesen por el tema de seguridad electrónica, ni siquiera institutos técnicos que preparen a nuestros técnicos, vendedores e ingenieros.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal